¿Instagram para inmobiliarias?

La tecnología ha influenciado todos los ámbitos, y el sector inmobiliario no ha sido la excepción; pero como es de esperarse, en todo cambio importante primero reina la desconfianza por no saber, para luego dar paso hacia la evolución.

Hace 30 años, hubiese sido imposible pensar en cómo cambiaría la forma de vender una propiedad, y hoy todavía no podemos imaginar en cómo será dentro de otra década; pero lo que sí es seguro, es que la era digital llegó para quedarse y nosotros debemos avanzar con ella.

Con la mira hacia el futuro

Antes, la inmobiliaria publicaba un aviso en un diario o  los compradores contactaban a un asesor inmobiliario, agendaban una cita y visitaban las propiedades disponibles una por una; pero ahora, con las herramientas digitales nuestro trabajo como asesores se ha optimizado de manera exponencial.

Hoy podemos enviar e-mailing, newsletters, whatsapp, ofrecer tours virtuales, mostrar fotos y videos de las propiedades; enviar la ubicación en tiempo real, contestar dudas inmediatamente y abarcar muchísimo más. Ahora tenemos un sinfín de opciones para facilitar el proceso de compraventa de forma rápida y segura.

Los límites han quedado atrás, ya no vemos las redes sociales desde el ocio, sino como una oportunidad de crecimiento para el negocio. Cada día las tareas que requieren de las manos humanas están siendo automatizadas y es así como los asesores inmobiliarios conseguimos más oportunidades, cubriéndolas de manera eficiente.

Sin embargo, cada red social tiene un rol y no todas funcionan eficazmente para lo mismo. Por eso hoy te decimos por qué deberías lanzarte al mar de Instagram para potenciar tu negocio inmobiliario. 

¿Por qué deberías tener presencia en Instagram?

Más allá de las banalidades que encuentras diariamente en esta red social, también puedes apoyarte en lo que ofrece si tienes una cuenta comercial. Eso se traduce a la posibilidad de llegar a muchísimas más personas de lo que te permite el método tradicional inmobiliario.

Lo primero que hay que saber es que Instagram cuenta con una comunidad de más de 300 millones de usuarios, de los cuáles el 80% sigue cuentas comerciales.

Además, es un público muy activo, interesado en estilo de vida; y por si fuera poco, en esta plataforma también existe la posibilidad de llegar exactamente a los interesados en nuestro rubro gracias a la segmentación, la inteligencia artificial y la automatización. Básicamente, permite que, mediante la implementación de Ads (publicidad paga), logres llegar al consumidor objetivo y redirigirlo a tu página web o donde desees ofrecerle más información para terminar el proceso de captación.

Llegados a este punto, es importante que tomes en consideración que las nuevas generaciones de compradores son nativos digitales. Para ellos es natural buscar en internet referencias sobre lo que van a consumir, confían en las opiniones y se sienten agradecidos de encontrar toda la información que requieren; de hecho, a partir de allí sus intenciones de compra aumentan. Así que tú, como asesor, podrías aprovechar la poderosísima herramienta que es Instagram para darte a conocer, crear una comunidad en torno a intereses clave, y transmitir la seguridad que tanto anhelan tus clientes potenciales; de esa manera estarás posicionándote constantemente como su primera opción.

¿Todavía tienes dudas de entrar en el negocio digital?

¡Sácale provecho!

Ahora que ya tienes un poco más claro el panorama digital de Instagram, vayamos a tu próximo punto de interés en este tema: los atributos que te ofrece.

Ya hablamos del alcance, de las nuevas audiencias y de las infinitas oportunidades de conseguir clientes potenciales. Ahora bien, ¿a qué otra cosa le podrías sacar partido?

Al poder de las buenas relaciones. Conectar con tu audiencia, interactuar con ellos, hacerte sentir cercano y confiable, es construir relaciones que -a la larga- te permitirán generar una comunidad que hable bien de ti. El ‘boca a boca’ multiplicado por mil. No solo te contactarán para asesorías o compra y venta, sino que también podrán recomendar tus servicios de una manera más práctica.

Testimonios: siguiendo con la idea anterior, puedes incluir entre tus estrategias para Instagram, testimoniales sobre la experiencia que ofreces; bien sea en videos, frases, historias, storytellings o el formato de tu preferencia; lo importante es comunicar y demostrar que tus procesos son transparentes y cien por ciento seguros.

Al valor agregado de la estética. Instagram es visual por naturaleza y los inmuebles también lo son. ¿Qué mejor manera de enamorar a tus clientes que con fotos y videos de excelente calidad, acompañados de todos los detalles que solicitan? Puedes crear un portafolio virtual y lo mejor es que estará todo el tiempo disponible para su revisión. Solo es cuestión de ir actualizando cada vez que concretes una venta, no sea que se fijen en algo que ya está vendido, pero para eso puedes editar la información.

La recordación también vale, y mucho. No es lo mismo aparecer una vez cada quién-sabe-cuánto en un medio tradicional, que además te saldrá muchísimo más costoso; que hacer tu propia gestión, a tus tiempos, con tu adaptación necesaria del presupuesto. Es cuestión de constancia en las publicaciones. Tener y mantener tu presencia digital para que tu audiencia recuerde no solo que existes sino que eres su mejor opción.

Datos útiles. Recuerda que no le estás hablando a una habitación vacía; la gente tiene cosas qué decir, tiene opiniones y te dan insights provechosos para que puedas analizarlos y entender mejor sus necesidades. Ellos esperan algo de ti y es importante conocer qué es para optimizar tus procesos.

Anuncios importantes: no solo se trata de que hagas meras transacciones, tu cuenta de instagram también puede servir para notificar a tus clientes y seguidores en general, sobre anuncios de interés referentes al mundo inmobiliario. Puedes convertirte incluso en vocero de noticias –verificadas- que tengan que ver con la temática.

La forma en cómo presentas tu contenido: que seas un asesor inmobiliario no quiere decir que tu cuenta deba ser acartonada. Existen muchos formatos y estilos que te pueden hacer sobresalir del resto. Inspírate, sé un consumidor asiduo de Instagram y verás cómo las ideas fluyen. Capaz consigas en una cuenta de un rubro muy diferente, algunas ideas aplicables a la tuya. Por ejemplo: un feed organizado, los botones para tus historias destacadas, e incluso un mensaje de bienvenida para tus nuevos seguidores. ¡Busca tu estilo y explótalo!

Y si sientes que todo esto puede quitarte demasiado tiempo, tienes la maravillosa opción de programar tus publicaciones. Solo es cuestión de organización. Tómate un momento para crear en lotes y deja que herramientas como Hootsuite o Social Gest, se encarguen de sacar al aire tus publicaciones. ¡Eso sí! No te desprendas del todo porque las respuestas te corresponden a ti.

Finalmente, mide tus resultados. Bien dicen por ahí que en el marketing lo que no se mide, no existe. Nada te dará más luces sobre lo que estás haciendo que unas buenas métricas de Instagram; así descubrirás qué tanto está calando tu contenido, cómo responde tu público a lo que le ofreces, o las comparaciones frente a tiempos anteriores; de esta manera podrás plantearte sobre un terreno más seguro tus próximas acciones y proyecciones.

Llegó el momento de echar a andar tu proyecto en nuevas aguas, nunca subestimes el poder de las redes sociales y recuerda que el éxito depende de ti.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *