El sector inmobiliario español se recupera: Barcelona supera a Madrid como principal destino de inversión inmobiliaria

Este año, con los esfuerzos realizados para superar la crisis de la pandemia, la inversión inmobiliaria española superó las expectativas. Según datos de Cushman & Wakefield (C&W), 2021 cerrará con más de 10.500 millones de euros en transacciones, que equivalen a un 33% más que en 2020.

Esta cifra trae consigo la sensación de normalidad otra vez, ya que en 2019 se cerraron operaciones por la suma de 11.760 millones. Desde 2015, la cifra de inversión venía en alza con la entrada del capital internacional y de las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (SOCIMI), en un sector en recuperación.

Sin embargo, la sorpresa no la dio el repunte del mercado, sino que haya sido Barcelona el destino predilecto de los inversores, con un aumento total del 110% interanual (casi 3 mil millones). Mientras que Madrid, por su parte, cierra con 2.063 millones (38%) menos que el año anterior a la pandemia.

Como dato interesante: desde 2013, la capital catalana no superaba a la capital de España en transacciones.

Sectores

El sector inmobiliario que más recursos capta transacciones en España es el residencial, con el 26% del total, en operaciones de inversores que buscan por ejemplo edificios y proyectos de vivienda en alquiler. Le siguen oficinas (25%), el segmento industrial y logístico (21%), hotelero (18%) y retail (10%). Y como ya viene siendo costumbre, los locales y centros comerciales conforman el sector que menos interés despierta en los compradores; esto no es de sorprender debido a que, en últimos años, el auge del comercio electrónico hizo que se viniera abajo.

Razones

Como en los tiempos previos a la pandemia, las inversiones están siendo dominadas por los compradores extranjeros, que hacen un bloque de más del 70% del volumen de transacciones. Sin embargo, los nacionales han ganado un poco más de protagonismo respecto al año pasado.

El impulso de Barcelona viene dado por las operaciones en el sector de oficinas, con un cierre de operaciones por 1.995 millones; la mayor cifra de la ciudad desde 2007.

Por su parte, el mercado de oficinas en Madrid cierra con 665 millones, que equivale a menos de la mitad del ejercicio durante el año pasado.

«Este descenso en las cifras de volúmenes de inversión en Madrid no se encuentra motivado por una falta de interés o confianza. Existe una liquidez para entrar al mercado de oficinas de la capital similar o incluso superior a la de 2019. Sin embargo, se ha acentuado la tendencia que se venía experimentando desde 2019, en cuanto a escasez de producto», explica C&W en su informe de cierre de año.

Además, «el sector logístico, por su parte, es el que más cambios registró desde el mes de marzo de 2020, teniendo a su favor una demanda robusta, liquidez y rentabilidades muy atractivas, y convirtiendo el producto logístico en objetivo de los principales fondos internacionales en ubicaciones clave en el área de Madrid principalmente», apunta la consultora inmobiliaria.

«Las buenas cifras de inversión en el sector inmobiliario en España son un reflejo de lo que está pasando en el resto de Europa», finaliza. Principio del formulario