El portal inmobiliario: Una pieza imprescindible en nuestra gestión

Hoy en día, casi  –por no decir que todo- se busca, se contacta, se conoce y hasta se concreta por internet. Desde lo que vas a cenar esta noche, hasta tu casa de ensueño; por lo que no es para nada descabellado el auge de los portales inmobiliarios y su importancia en este mercado.

Partiendo de esta premisa, hoy detallaremos la función de esta herramienta  y cómo nos facilita la vida tanto a los agentes, como a los clientes.

Qué es

Un portal –del tipo que sea- es un sitio web en donde el dueño puede ofrecer a su público contenidos, productos y servicios. Ahora bien, llevándolo al ámbito inmobiliario, al contar con este recurso tenemos la posibilidad de hacer destacar nuestro negocio.

Primero, podemos tener acceso a la información del mercado a partir de listados de propiedades, bien sea en venta o alquiler. Es decir, nos da un panorama entre la oferta y la demanda inmobiliaria, que nos permite efectuar nuestras estrategias de forma efectiva.

Segundo, su financiamiento viene dado de la venta de publicidad. Los anuncios de empresas o particulares que hagan vida en nuestro portal serán los mismos que nos mantendrán al aire.

Adicionalmente, a través de nuestros portales inmobiliarios podemos ofrecer noticias referentes al sector, informes, precios del mercado, asesorías, gestiones hipotecarias, softwares especializados, consejos de decoración, servicios de fotografía y videos, tours virtuales, certificados energéticos y mucho más. Todo lo que esté a nuestra disposición para fungir como una solución palpable de cara a nuestros clientes.

¿Y el objetivo? Atraer prospectos por medio de búsquedas en internet; facilitar el proceso entre el comprador y el vendedor.

Tipos de portales inmobiliarios

  • Horizontales o generalistas: Son aquellos de amplia variedad; es decir, sus listados y anuncios abarcan todo el mercado inmobiliario y se apoyan en su propia herramienta de buscador para orientar al usuario entre sus diferentes tipos de inmuebles.
  • Verticales: Son aquellos más especializados, en los que solo ofrecen un tipo de inmueble específico. Son portales de nicho.
  • Agregadores: Son portales que no cuentan con anuncios propios sino que se dedican a la divulgación de anuncios externos y redirigen al usuario a los demás portales donde sí van a encontrar lo que busquen.

Modelo bilateral

El mercado inmobiliario en general trabaja bajo una estructura bilateral en la que se retroalimentan tanto los vendedores o arrendadores, como los compradores o arrendatarios. Bajo ese mismo modelo funcionan los portales de este tipo.

La plataforma necesita de ambas partes para nutrirse. Sin embargo, exonera económicamente al usuario que busca una vivienda, permitiéndole el acceso al listado de inmuebles de manera gratuita. Mientras que son los anunciantes quienes aportan las ganancias al modelo de negocio pues pagan para tener presencia dentro del portal. Básicamente, pagan por llegar a sus clientes potenciales.

Beneficios

Parece bastante obvio, pero un portal inmobiliario es como una extensión de nuestra oficina. Nos ofrece la posibilidad de dar a nuestros clientes un servicio más completo e inmediato con soluciones que propicien su fidelidad. Por ejemplo:

  • Más información: A diferencia de las viejas prácticas (SE VENDE, LLAMA AL…), los portales inmobiliarios tienen toda la información que le interesa a los prospectos: descripción, fotos, datos, precios, etc. Todo al alcance de un clic.
  • Mayor rentabilidad: Los portales sieeeeeeempre serán más baratos que las inmobiliarias tradicionales, y lo mejor es que se adaptan a las necesidades de cada agente, vendedor y comprador.
  • Recopilación de datos: Bien sea que tengas la opción de suscripción activa, o que levantes tu base de datos manualmente, de igual manera tienes la posibilidad de llevar un control sobre la gente que llega a ti y sus intereses.
  • Mediciones: Recuerda lo que siempre decimos “lo que no se mide, no existe”. Conocer tus resultados y compararlos con las estrategias que te planteaste es vital para alcanzar el éxito. La analítica web puede ser una de tus mayores aliadas en este camino.

Lee también Programación Neurolingüística: Una infalible en las ventas inmobiliarias

  • Contacto inmediato: Hace mucho tiempo que dejó de ser un anuncio pegado en la pared y mucho menos en un periódico. La inmediatez de internet y su fácil acceso permite que cualquier persona, en cualquier lugar, pueda acercarse a ti. Esto supone una simplificación absolutamente necesaria para tu negocio.
  • Segmentación: Parte de las grandísimas ventajas de internet es que permite que tu portal vaya dirigido al tipo de personas que realmente están interesadas en adquirir o vender un inmueble. Por ende, te evitarías la fastidiosísima tarea de depuración, ya que forma parte de un proceso casi automatizado.
  • Alcance: Por otro lado, no vas a comparar jamás la exposición que puede tener una inmobiliaria tradicional, a una que tenga presencia digital.

Sin duda, los portales inmobiliarios llegaron para darle un giro al mercado y hacernos la tarea muchísimo más óptima a nosotros como profesionales del área.

Invertir en un portal inmobiliario es una de las decisiones más inteligentes que puedes hacer. No solo te mantienen dando la pelea dentro de tu competencia, sino que te proporciona herramientas a las que puedes sacarle muchísimo provecho.

¡Recuerda que el mundo virtual ya está aquí!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *