CRM Inmobiliario: un aliado necesario

En esta nueva realidad, en la que la vertiginosa era digital ha hecho que casi todo lo veamos y resolvamos a través de una pantalla, la inmediatez marca el ritmo de los procesos. Tanto así, que en el día a día, ya ni siquiera lo estamos haciendo desde el celular, sino desde un reloj.

La simplificación se ha hecho inminente, es por eso que la gestión de una empresa en el 2020 no puede ser igual a como se hacía años atrás. Cada vez buscamos agilizar las tareas y organizar nuestro tiempo para ser más productivos. Por esa razón, hoy te presentamos el CRM inmobiliario; una herramienta que te cambiará la vida.

Más que un software, un modelo de gestión

El acrónimo CRM proviene del inglés Customer Relationship Management, lo que en español sería Gestión de relaciones con el cliente.

El CRM es un software que sirve como herramienta de gestión para organizar la comunicación con los clientes de una empresa, el equipo de trabajo y ejecutar las actividades. Pero más allá de sus funciones, se ha convertido también en una filosofía empresarial. Nos hace entender y trabajar en función de lo más importante: los clientes.

Contar con un CRM inmobiliario supone un poco más de independencia respecto a las tareas diarias. Al automatizar la gestión, el proceso se vuelve más eficiente; optimizas el tiempo y los resultados.

Entre el 75 y 80%, las empresas no poseen o no conocen este tipo de herramientas. A lo mucho, usan solo un software de facturación. Así que trabajar bajo este modelo de gestión automáticamente te sitúa por encima de la competencia. Es beneficioso tanto de cara al cliente, como a los agentes. Contar con un CRM inmediatamente hace a tu empresa más competitiva.

¿El objetivo? Encontrar, atraer, ganar y retener clientes. Llevar a las compañías a organizarse, acelerar los procesos y aumentar la productividad. En pocas palabras: te ayuda a vender más.

Diferencias entre un CRM genérico y uno inmobiliario

Con un CRM genérico, cualquier departamento de ventas puede gestionar su negocio, hacer embudos de conversión, enviar campañas por email, revisar tareas… en fin, brindarle a cada vendedor una visibilidad más clara sobre lo que ocurre en su departamento comercial. Básicamente, muestra el rendimiento de cada uno de los asesores controlando su proceso antes y después de la venta.  

Sin embargo, con un CRM inmobiliario puedes hacer mucho más. Te permite no solo gestionar el departamento de ventas sino también administrar todos los detalles relacionados con las propiedades de la empresa. Por eso, aunque son muy similares, de entrada te aconsejamos que optes por este; te ahorrarás tiempo y dinero.

En este punto cabe recordar que una inmobiliaria no solo busca vender, sino captar clientes potenciales. Así que con él puedes gestionar clientes, ventas, captaciones y prospecciones, ya que usa tecnología para organizar, automatizar y sincronizar procesos de negocios vitales para la empresa. Te facilita la labor.

Funcionalidades principales de un CRM Inmobiliario

Gestionar las relaciones con la clientela: mantener un buen contacto entre la empresa y sus clientes es de vitalidad en todo negocio. Más allá de las transacciones, es beneficioso escuchar lo que tienen que decir para hacer las mejoras pertinentes.

Gestionar las ventas: a través del sistema, cada agente introduce la información recabada y se encarga de alimentarlo con prospectos y datos útiles para su seguimiento en este proceso. Algunas de las funciones son gestionar las etapas donde se frena el proceso de ventas, conocer qué parte del proceso funciona más, etc. Con esta información se pueden tomar decisiones; adaptar las estrategias, llevar acabo más capacitaciones, o cambiar los procesos.

Planificación de tareas: su naturaleza organizacional es ideal para tener un panorama bien estructurado de las tareas por realizar, además, permite saber a quiénes les corresponden cada una de las actividades y su estatus de realización. Eso ayuda a que todo el equipo esté al tanto en cómo van los procesos en general y evitar retrasos.

Lee también: El ABC de los embudos de venta inmobiliaria

Administración del inventario de propiedades: esto ayuda a evitar situaciones en las que los vendedores ofrecen la misma propiedad a clientes diferentes, o se ofrece una propiedad que ya no está disponible. El CRM te ayuda a organizar y clasificar todas tus propiedades, separando automáticamente las que ya no estén disponibles o que no cumplan con las características que el comprador busca. Así garantizas una experiencia positiva para el usuario.

Difusión del catálogo de propiedades: la mayoría de los CRM inmobiliarios funcionales están integrados con una serie de directorios donde te permiten publicar el inventario de tus propiedades en los portales más populares de venta de vivienda. De esta manera, los asesores de ventas pueden ampliar su red de contactos para un rendimiento más optimizado.

Desarrollo de campañas de marketing: todo negocio y equipo de ventas serio necesita un buen plan de marketing para cubrir sus objetivos. El CRM inmobiliario te permite desarrollar estrategias paso por paso, organizadamente, y ponerlas en ejecución. Sobre todo, las que tienen que ver con el marketing digital como envío de emails, newsletters, difusión de catálogo, etc.

Informes y analítica: Desde medir el desempeño de las campañas de marketing, hasta conocer las estadísticas más precisas sobre cómo serán tus futuras ventas. Esto te facilitará la toma de decisiones, llevándolas por un camino más certero; puedes comparar los rendimientos y metas alcanzadas, e incluso decidir disponer de incentivos para el equipo según sus niveles de producción.

Te puede interesar: Sistema de Listado Múltiple: Qué es, cómo funciona y por qué pertenecer a uno

Facilitar la comunicación interna: el CRM inmobiliariose convierte en una herramienta indispensable en la funcionalidad de los asesores, ya que permite gestionar de manera más ordenada a los clientes, propiedades, citas, y leads. Además podrás conocer más sobre los intereses y comportamiento de los prospectos, cuáles características buscan en sus propiedades, etc.

Presupuestos y facturación: sabemos que cada negocio cuenta con este proceso indispensable; pero si viene integrado a un entramado más grande, vale la pena adquirirlo. No es lo mismo tener un software únicamente para el área administrativa, que uno completo para toda la empresa.

Gestionar consultas y solucionar reclamos: tan básico como vender, es poder ofrecer un servicio en el que el cliente se sienta confiado;y en caso dedudas o equivocaciones, es vital que sea escuchado para poder solventar sus inquietudes.

Base de datos: finalmente, pero no menos importante, está la funcionalidad de compilar y procesar datos que, con un poco de analítica y estrategia, pueden hacer crecer exponencialmente tu negocio. No solo puedes conocer con detalle a tu gente, sus gustos y necesidades, sino que, además, te mantienes en contacto directo con ellos todo el tiempo y se convierten en tus aliados. Un cliente satisfecho fácilmente puede convertirse en una valla publicitaria andante; su recomendación te valdrá de mucho.

Top 10 de CRM inmobiliarios:

A fin de cuentas, trabajar bajo el modelo de gestión del CRM inmobiliario, mejora la experiencia de tus usuarios y les genera más confianza en ti. Consigues la fidelización de clientes a través de un proceso amistoso y óptimo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *